El pasado fin de semana tuvo lugar uno de los eventos más destacados del calendario astronómico de agosto. Durante la noche del 12 al 13 pudimos observar la máxima actividad de las perseidas, la lluvia de estrellas fugaces más espectacular del verano. Aunque la aparición de la Luna menguante interfirió en la observación de este fenómeno, las también conocidas como lágrimas de San Lorenzo dejaron sus destellos brillantes en el cielo.

Las perseidas ocurren porque la Tierra atraviesa la estela del cometa Swift-Tuttle, cuyos restos impactan contra la atmósfera a gran velocidad

La actividad de las perseidas, que continuará hasta el próximo 24 de agosto, se produce porque la Tierra atraviesa una región del espacio con la estela de un cometa, en este caso, los restos del cometa Swift-Tuttle. Como consecuencia, miles de partículas impactan contra la atmósfera a velocidades que superan los 210.000 kilómetros por hora. El choque provoca la desintegración de estos minúsculos fragmentos, que alcanzan temperaturas de más de 5.000 grados en una fracción de segundo, transformándose en auténticas bolas de fuego que vemos como puntos brillantes en el cielo. Desde Hipertextual recopilamos algunas de las mejores imágenes sobre el eclipse lunar compartidas en Twitter durante las últimas horas.

Tras el eclipse de Luna y las perseidas, la próxima cita para los amantes de la astronomía será el 21 de agosto. El próximo lunes ocurrirá un eclipse de Sol, aunque solo se podrá observar su fase total en algunas zonas de Estados Unidos. Por el contrario, en ciertas regiones de España y en México será posible ver el eclipse solar de manera parcial.