Las secuencias de títulos de cualquier serie siempre aportan una esencia muy especial. Hoy en día son motivo de admiración por el gran trabajo que llevan detrás y porque muchas veces son inolvidables, pues tan pronto escuchamos un poco de la música de éstos nos conectamos con las historias que nos hicieron sufrir o reír, o las dos cosas.

En el caso de las secuencias de títulos de las series de Netflix, el arte impreso en ellas no se ha quedado corto. Pensemos en House of Cards o en Orange is the New Black, por mencionar un par, y recordaremos a la perfección las imágenes y las canciones que nos dan la bienvenida en cada episodio.

Narcos ha estrenado su tercera temporada hace muy poco, encontramos que se trata de una entrega adictiva e intensa, aunque con una fórmula un tanto desgastada. Aun así nos mantiene al filo del sillón en varios episodios y podemos distinguir que su historia se perfila a los carteles de México en la cuarta temporada.

Desde la primera entrega de Narcos hemos escuchado una canción en la secuencia de títulos; se trata de “Tuyo” del compositor brasileño Rodrigo Amarante. En ella encontramos una letra apasionada, incluso a primeras vistas de entrega y enamoramiento. Sin embargo, Amarante ha contado en distintas ocasiones que el sentimiento que esconde su letra no es el amor o la pasión, sino la dominación y el narcisismo.

“Tal vez le di a ese monstruo un corazón”

Cuando se le pidió a Rodrigo Amarante que hiciera la canción para esta serie original de Netflix, él dice que se concentró en la historia de Pablo Escobar antes de convertirse en el capo ambicioso y sanguinario que fue. Leyó la historia de Escobar pero también dejó correr su imaginación y pensó en la niñez de este hombre en los años cincuenta; en la situación económica y social que sufría el pueblo de a pie al que él pertenecía.

Amarante cuenta que además de pensar en la niñez de Escobar también lo hizo en la madre de Pablo, Hermilda Gaviria. En su situación familiar en la que se hizo cargo de sus hijos e hizo frente a la vida sin el apoyo de su pareja. Amarante dice que dejó correr su imaginación todavía más: cuando Hermilda era niña, cuando era una jovencita ilusionada con el amor y con Carlos Gardel, el famosísimo cantante argentino representante del tango. Dice que imaginó que la trágica muerte de Gardel habrá afectado a la propia Hermilda, así como a los muchos seguidores de este gran músico.

Así, la idea de la madre de Pablo enamorada y afectada por la muerte de Gardel; también la imagen de Hermilda escuchando sus canciones favoritas de este músico mientras cuidaba a sus hijos, son la base de inspiración para la canción que abre cada capítulo de la serie Narcos. Amarante dice que se imaginó a Pablo viendo a su madre ilusionada con una voz en la radio y como él tal vez quiso ser ese hombre por el cual su madre suspiraba. “Tal vez le di a ese monstruo un corazón”, dice en entrevista.

Si analizamos la letra nos daremos cuenta de que sí, es verdad que habla, con los excesos propios de las baladas, de una entrega total. Sin embargo, dice el compositor que a pesar de aparentar un amor profundo e intenso de un hombre hacia una mujer en realidad hay una historia de narcisismo extremo pues es muy cierto que al final de la canción dice: “Mi tesoro basta con mirarlo / Tuyo será, y tuyo será”. Es decir, como si todo lo que se desea basta con mirarlo y ya está. Amarante dice que el protagonista de la historia se pone en el papel de ser el único que puede satisfacer los deseos del otro, de ahí que la califique como una historia de narcisismo, llena de sentimientos dominantes hacia la otra persona.

“Tuyo” se ha quedado en la secuencia de títulos incluso ahora que la historia de Pablo Escobar quedó atrás y se ha concentrado en el Cartel de Cali. Eso sí, podemos ver que las imágenes que acompañan a esta canción de Rodrigo Amarante han cambiado y le imprimen su propia esencia a este otro capítulo de la historia de los narcotraficantes latinoamericanos.