It

Una de las novelas más icónicas y valoradas del escritor estadounidense Stephen King, origen de las pesadillas de varias generaciones, vuelve al cine con la dirección del argentino Andrés Muschietti.

Cuando nos merendamos la penosa noticia de que Cary Fukunaga, realizador de la temporada uno de la valorada serie televisiva True Detective (Nic Pizzolatto, desde 2014) o del filme Beasts of No Nation (2015) para Netflix, abandonaba un proyecto tan jugoso por la negativa de la productora New Line a concederle un presupuesto que no pusiera en peligro “su visión artística”, los espectadores más ansiosos se quedaron con un palmo de narices, y con el temor razonable de que la batuta recayese entonces en algún cineasta de medio pelo que diera al traste con todo. Y, en verdad, no es que Muschietti haya tenido muchas oportunidades hasta ahora para demostrarnos que no lo es, pero su único antecedente en el largometraje, Mamá (2013), con el que rehacía sin demasiado acierto la historia de su propio corto de 2008, no parecía transmitirnos muchas esperanzas de que la nueva adaptación de It fuese a llegar a buen puerto.

it película

Y es que los espectadores más atentos saben que la dolorosa aventura sobre el terrorífico Pennywise, el payaso bailarín, y los chavales que se enfrentan a él en la localidad siniestra de Derry no carece precisamente de importancia cultural: se trata de una de las mejores obras del novelista de Maine, con algunos de los textos más hermosos y conmovedores que haya escrito nunca y una decisiva lucidez para horrorizar a los lectores en capítulos y escenas memorables, y su primera y fallida traslación a la gran pantalla, la de Tommy Lee Wallace de 1990, fue suficiente para marcar a varias generaciones de los años ochenta y noventa del siglo pasado hasta la coulrofobia, convirtiendo al alarmante dispensador de globos en un auténtico icono terrorífico con el rostro maquillado del reconocible Tim Curry. Tales son las razones de que se buscara otra adaptación, con un éxito de taquilla asegurado, y de que la propuesta tuviese a medio mundo a la expectativa para ver el resultado de sus anhelos.

Ahora, con el estreno internacional de la nueva película, ya se han respondido todas las preguntas que habían brotado por los avances que compartieron; y correcta era la hipótesis de que el guion de Fukunaga, modificado tras su renuncia por Chase Palmer y Gary Dauberman, es más fiel a la novela de King —lo que tampoco supone una virtud— que el de Wallace y Lawrence D. Cohen para el primer filme pero prescindiendo de la gratificante estructura de esta, en la que se intercalan dos líneas temporales, una con Bill Denbrough, el Tartaja, y sus amigos de adolescentes y otra en la que son adultos. Es decir, se confirma que han desaprovechado la ocasión de ofrecernos un montaje de mayor complejidad, y han dividido las dos líneas temporales en sendas películas, cosa que, de todos modos, ya se había propuesto Fukunaga en un principio.

Leave a Reply

Yes No

NUEVA REVISIÓN - BETA 1.0.2.1

Listado de IPs baneadas y optimizado de cacheo, eliminados archivos innecesarios de la web.